Cartagena de Chile:PROYECTO VERTEDERO (parte 3) Rechazo a Relleno Sanitario:Opiniones de Milton Egaña .Médico. SEREMI de Salud.



Rechazo a Relleno Sanitario

Milton Egaña .Médico. Concejal Comuna de San Antonio. Jefe Provincial SEREMI de Salud.

Artículo publicado Diario El Proa Regional 20/11/2008.

Cuando se realiza un estudio sobre determinada materia, y esta se relaciona con negocios, los inversionistas se alertan, y revisan sus carpetas. En la zona ocurrió un hecho bien particular, se efectuó un estudio en el sector de Lo Zárate, el objetivo, determinar si un predio en particular era o no apto para la construcción de un relleno sanitario, la conclusión a juicio de muchos, fue tajante, los terrenos fueron calificados como no aptos, tomándose la decisión que la única alternativa viable para la disposición final de la basura que produce la zona diariamente, pasa por la construcción de una estación de transferencia, y luego transportar los residuos a rellenos sanitarios, todo ello a un mayor costo anual para cada municipalidad, de un 100% mas al menos. Despejado el fantasma de un nuevo vertedero o relleno sanitario en la zona, contra toda lógica para el común de los ciudadanos, aparece un consorcio, Santa Marta, el gigante de la basura en este país, presentando un proyecto para construir un relleno sanitario sobre los mismos terrenos que fueron declarados no aptos, 138 hectáreas, 77 de las cuales plantea destinar a un área de protección ambiental, y 15 hectáreas serían dejadas para un área de preservación ecológica. En la Municipalidad de Cartagena, el alcalde Osvaldo Cartagena Polanco y sus asesores han iniciado una ofensiva de rechazó a la instalación de un relleno sanitario en esa comuna, recurriremos a todas las instancias, echaremos mano a cuanto recurso nos permita la ley, pero nuestra comuna, sus habitantes que comienzan a organizarse, no permitiremos que nos vengan avasallar con el sucio negocio de la basura indicó. El edil ha iniciado una fuerte ofensiva en distintas instancias, incluso a nivel parlamentario, han comprometido ya su apoyo para velar que se cumplan todas las leyes y normativas, -mas aun tomando en cuenta que un estudio ya declaró no apto los terrenos-, entre otros de senadores como Antonio Horvarth, Jorge Arancibia, Alejandro Navarro, y durante los próximos días se espera recibir el compromiso de apoyo de parte de otros parlamentarios, comentó Cartagena Polanco.Proyecto considera una vida útil mínima de 20 años, y tendría capacidad para 40 Entre algunos antecedentes que aporta el consorcio Santa Marta, hace presente en su presentación al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, que los requerimientos para la disposición de residuos y colocación de material cobertura, alcanzan en total a 1 millón 933 mil toneladas para los 20 años proyectados de operación del mencionado proyectado.A su vez indica Santa Marta en su presentación, que en función de lo indicado y considerando que el área de disposición dispone de una capacidad de acumulación de 3 millones 792 mil toneladas, es posible concluir que el proyecto satisface a ca-balidad la vida útil proyectada de 20 años como mínimo.Concejal Egaña insiste: proyecto es “provocador e irresponsable”. El Dr. Milton Egaña Darricarrere, concejal de la Municipalidad de San Antonio, y representante de la autoridad sanitaria en la zona, consultado por el seguimiento del proyecto, reiteró su posición de rechazo, no es posible entender como se plantea un proyecto sobre terrenos que ya fueron calificados mediante un estudio técnico que encargara la Asociación de Municipalidades, con el apoyo del gobierno, los terrenos no son aptos, por tanto a su juicio el proyecto que plantea el consorcio Santa Marta, es “provocador e irresponsable”.Plan Intercomunal permite rellenos sanitarios en sector rural Una de las inquietudes planteadas durante el desarrollo de la reunión técnica con los distintos servicios públicos que deben emitir sus observaciones, surgió una relacionada con las normativas de uso de suelo, que dice el instrumento normador, específicamente el Plan Interco-munal sobre la zona (Lo Zárate) donde se plantea el proyecto, eso está ya dilucidado, el Plan Inter-comunal correspondiente al Borde Costero Sur, su normativa, bajo ciertas condiciones, si permite que se instalen rellenos sanitarios en sectores rurales como sería en este caso. Entre algunas condiciones, deben cumplir con ciertas distancias respecto de la existencia de espejos de agua, cumplir con distancias mínimas entre el punto de disposición de la basura y viviendas existentes en los alrededores del relleno, así como distancias mínimas respecto de villorrios o poblados.Si es capaz de contra argumentar en forma consistente, podría ser aprobado Ahora, juicios objetivos, que se emiten en distintas instancias, manifiestan que no se puede decir que el proyecto no tiene ninguna posibilidad de ser aprobado, por el contrario, algunos comentarios apuntan, a que si el consorcio a todas las observaciones y exigencias que se le hagan durante el proceso por parte de distintos actores, entre ellos los servicios públicos intervi-nientes, es capaz de contra argumentar en forma consistente, podría lograr sortear las distintas etapas y llegar a lograr que le aprueben el proyecto planteado, pero para ello debe correr mucho agua bajo el puente todavía, son algunos de los comentarios.Proyecto lograría ingresos mínimos de 12 mil millones de pesos. De acuerdo a la ficha técnica de la propuesta, se espera recibir como mínimo 5.000 toneladas mensuales de basura a un costo de 10 mil pesos por tonelada, ello proyecta ingresos estimados cada mes de 50 millones, 600 anuales, 12 mil millones como mínimo en la primera etapa del proyecto planteada a 20 años, pero ya se asume que los ingresos, en un millonario negocio como es el tema de la basura, estarían muy sobre esas cifras porque de llegar a aprobarse, no tendría restricciones para recibir basura de zonas fuera de la provincia, ya se escucha respecto del posible cierre de uno de los rellenos existentes en la región metropolitana.

Publicado por Dr. Milton Egaña Darricarrère en 17:13

FUENTE: MILTON EGAÑA

La sucia basura

Dr. Milton Egaña Darricarrerère

Un sello propio de las naciones que se encuentran en procesos de crecimiento y desarrollo, es el incremento del consumo y la generación de residuos derivados de éste. Según estudios confiables, en el Chile de hoy cada chileno produce en promedio un kilo de basura. De no mediar un cambio cultural, en pocos años estaremos duplicando esa cantidad.

De ahí, que se hace urgente enfrentar el tema buscando soluciones sustentables desde el punto de vista económico, social y ambiental.

En este camino lleno de dificultades, surgen situaciones que hacen más compleja la realidad, destacando dos grandes grupos, que a momentos parecen antagónicos: Las Personas con su actitud que busca respuestas y las Empresas con el interés del dinero, que mueve el negocio de la basura.

En el primer grupo debemos reconocer:

Que en el Chile de hoy tenemos personas más educadas con conocimiento del impacto que provocan en el medio ambiente las acciones irresponsables, y como pueden impactar en la salud de las personas, la flora, fauna y todo el planeta.
También tenemos personas con conocimiento de sus derechos y la voluntad de exigirlos.
En el segundo grupo, sin perjuicio que hay empresas que evidencian un compromiso con el desarrollo sustentable, hay señales que hacen interpretar que la lógica predominante que motiva es la del dinero. En una economía de mercado esta conducta debiera ser la esperable.

Nuestra provincia no ha estado ajena a esta confrontación de intereses. El trabajo realizado por la Asociación de Municipalidades de la Provincia de San Antonio, en la búsqueda de una solución sustentable para el manejo de la basura en la provincia, después de dos años concluyó que no existían lugares en la provincia que permitieran la disposición de basura en el terreno (relleno sanitario). Asumir esa realidad no fue fácil, debido a que los análisis económicos mostraban que era la más económica y que favorecía a los bolsillos de las municipalidades y por ende de las personas. Sin embargo, las consideraciones ambientales y de las propias personas fueron superiores, razón por la que se decidió que la opción provincial sería una Planta de Transferencia, para disponer la basura en algún Relleno Sanitario fuera de la provincia, sin dejar de realizar antes estrategias para reducir al máximo la cantidad de basura a eliminar. Aquí la separación y el reciclaje de la basura son pilares fundamentales.

Sin embargo, la irrupción del Consorcio Santa Marta, con un proyecto de relleno sanitario en un predio de Cartagena, que había sido profundamente analizado por una Consultora de Ingeniería, contratada por la Asociación de Municipalidades, me resulta tremendamente provocador e irresponsable.

Asevero lo anterior, porque la evidencia científica que en ese lugar no se puede instalar un relleno sanitario, es abrumadora. La empresa lo conoce.

Superar esta contradicción que afecta a la provincia, pasará por las personas. Sea por el control social, que debe expresarse organizadamente, o por el ejercicio ético de los cargos de responsabilidad que ha entregado la ciudadanía a los servidores públicos. Las personas tienen la palabra.

fuente : Lider de San Antonio